Fotoluminiscente

“Hemos demostrado que juntos podemos mover el desierto”

Como ya sabéis patrocinamos un Seat Panda que ha participado en la 6ª edición de Uniraid, toda una aventura, un coche luminiscente por el desierto de Marruecos. Ha sido un proyecto fantástico, os contamos como lo han vivido los participantes.

coche luminiscente

Para ellos, la experiencia fue increíble. Ya piensan en volver y corregir pequeños fallos técnicos que les harán superarse. Además, su coche luminiscente ha aguantado más de 7000 kilómetros y todo ha salido como esperaban, salvo una etapa más complicada.

Gracias a una buena organización y comunicación han podido superar las fases en las que participaron. Por todo ello, obtuvieron tres de los cinco premios que se otorgan. El primero de ellos, el “Espíritu Uniraid” por su capacidad de trabajo en equipo y por ayudar al resto de participantes. También, uno de los coches de su grupo consiguió clasificarse en el primer puesto del recorrido y, además, pasaron todos los exámenes que la organización proponía al final de cada etapa obteniendo el “Premio Formación”.

En la siguiente entrevista os contamos todos los detalles, ¡alucinante!

coche luminiscente

-¿Qué vais a buscar en el desierto montados en un Seat Panda?

Bueno, buscar lo que se dice buscar…no vamos a buscar nada salvo ayudar a chavales que lo necesitan en el desierto de Marruecos porque allí existen pueblecitos muy pequeños donde hay niños y gente muy necesitada. Entonces, lo que nosotros hacemos es preparar este coche luminiscente para cargarlo de material solidario y llevarlo a estos pueblos desfavorecidos de Marruecos.

-¿No había nada mejor que hacer?

Bueno, sí que había…jajaja. A ver, a nosotros nos informaron de este Raid. Yo personalmente es la segunda vez que participo y emboqué a unos cuantos, explicándoles de lo que va el proyecto. El proyecto no solo va de ayudar a gente que lo necesita sino también de gestionarnos entre todos. Porque digamos que el fin de Uniraid es llegar todos juntos al campamento y llegar todos juntos a entregar todo el material solidario. De hecho, este año ha sido uno de los años donde hemos batido récords, hemos sido más de 70 coches, unos 76 coches. Estamos hablando de 140 y pico personas y eso es mucho.

Y nada, vimos que es una gran oportunidad para aprender y sobre todo para darnos cuenta de la realidad que azota estos pueblos y no tapar los ojos a la realidad. Concienciarnos de que la gente más desfavorecida necesita de nuestra ayuda.

coche luminiscente

-Está claro que sois gente brillante, ¿por eso os interesó Fotoluminiscente?

Bueno no escogimos Fotoluminiscente porque consideremos que somos unas personas brillantes sino más que nada porque queríamos brillar, sobre todo por la noche. A mí cuando se me encendió la bombilla de que podía iluminar mi coche por la noche de la manera que fuese pensé que sería una forma de destacar un poco y también de honrar a nuestros esponsores porque claro, son ellos los que hacen que nuestro proyecto sea posible ya que todo esto tiene un coste y lo que necesitamos de ellos es que nos los costeen. Nosotros somos estudiantes y es difícil conseguir tanto dinero estudiando a la vez y sobre todo, llevando el proyecto y arreglando los coches. Bueno, todo el “follón” que conlleva lo que es preparar un coche de estos y que aguante por el desierto.

-¿Cómo habéis preparado el Raid?

Bueno, el Raid lo hemos preparado entre todos. Nos hemos organizado, nos hemos dividido las faenas. Yo me encargaba sobre todo de la parte mecánica. Mi compañero Carlos Alcaide se dedica a encontrar los esponsores que normalmente son los que nos costean este Raid. Mi pareja, que me ayudó con los temas de mecánica, también a buscar planchistas para costearnos los protectores como cubrecárteres, filtros de gasolina porque allí la gasolina es muy sucia, filtros de aire porque claro los coches tragan una de polvo que es bestial, y también sobre todo materiales como la brújula y material mecánico para cualquier posible avería que pueda haber en el desierto.

Digamos que al dividirnos la faena pues sacamos todo el proyecto adelante.

coche luminiscentes

-¿Os veis capaces de superar todas las etapas sin problemas con vuestro coche luminiscente?

Y tanto que nos vemos capaces, de hecho, a ver…gozamos con cierta experiencia para evitar cualquier problema mecánico y bueno, sí, sí, capaces nos vemos y digamos que contamos con la experiencia del año pasado y también si surge cualquier problema, la organización nos ayuda a reparar los coches. Aquí hago un inciso ya que hemos llegado del Raid. Tuvimos problemas en la etapa tres donde pasamos por la ruta del Dakar de 1996, una etapa muy dura donde un piloto de Citroën murió allí por su dificultad. Y justo al acabar, tuvimos un problema, chafamos el soporte de la ballesta de uno de nuestros coches porque son terrenos muy muy duros. Incluso vigilando y no corriendo demasiado, tuvimos la mala suerte de chocar con una piedra de más de cuarenta centímetros de diámetro, que se clavó directamente en el soporte de la ballesta. Eso nos ha condicionado las dos últimas etapas. Bueno, de hecho, no las dos últimas sino la etapa y media. Pero aun así, habiendo chocado, quedamos en la segunda posición de la clasificación. Eso es un puntazo porque el año pasado quedamos en el puesto 13, pero este año hemos quedado segundos incluso habiendo “chafado” el coche y eso es nos enorgullece un montón.

Además, hemos sido ganadores de lo que es el premio a “Espíritu Uniraid”, que es uno de los premios más importantes, digamos el premio más importante de Uniraid. Es precisamente lo que intenta enseñar, unión entre nosotros, gestión entre nosotros, no pelearnos, llegar todos al campamento y que siempre haya un líder y siempre seguirle, se pueda equivocar o no, y si se equivoca, debatirlo suavemente. Claro, cuando estás en el desierto, ya puedes llevar el coche más sofisticado o el menos, que las dunas nos igualan a todos y al final lo que importa es la fuerza que hagamos en equipo y juntos. Juntos podemos mover montañas y hemos demostrado que juntos podemos mover el desierto incluso.

coche luminiscente

-¿Habéis vivido alguna experiencia similar en vuestras vidas?

Mi compañero Carlos Alcaide y yo, sí. Sí que hemos vivido una experiencia así, de hecho, es la segunda vez que participamos. Bueno, cuando participamos la primera vez ya queríamos repetir. Pero después se unió mi pareja, Elisabeth Casanovas, y también un compañero del año pasado con el que hicimos grupo, Carlos Zárate. Y nada, mi pareja no se los pensó dos veces cuando vio todos los vídeos que había subido, todas las actividades que habíamos hecho e incluso toda la experiencia que habíamos vivido. Entonces, no se lo pensó dos veces y se metió de cabeza en el Raid.

-¿Os sentís identificados con Fotoluminiscente? ¿En qué medida?

Sí, nos sentimos identificados con Fotoluminiscente. Hemos montado un equipo llamado Solidary Spirit y un canal de Youtube, hemos montado también una página de Facebook donde publicamos todo y de Instagram y Twitter. Nosotros lo que pretendíamos ser es como una ayuda para todas aquellas personas que quisieran participar desde cero. Cómo preparar el coche fotoluminiscente, dónde pueden comprarlo, qué es lo que necesitan para ir a pedir patrocinio, cómo tiene que ser el dossier para tener algo en mano y que puedan dar algo material para enseñar a las empresas…Entonces, nosotros queríamos ser la “luz” que ilumina el camino de estas personas, de estas personas que quieren participar en un Raid solidario como puede ser Uniraid.

Entonces, si aplicamos el símil de Fotoluminiscente a Solidary Spirit, nuestra intención y la capacidad de brillar de Fotoluminiscente, pues claro nos sentimos identificados y dijimos que era el mejor símil que podíamos hacer respecto a dar luz en la oscuridad y en la incertidumbre de las personas.

-¿Creéis que las pegatinas fotoluminiscentes os ayudan en vuestra aventura?

Pues, de hecho, sí, creemos que nos ayudan mucho y nos han ayudado. En una de las etapas nos quedamos sin pilas en las linternas y teníamos una linterna de alta luminiscencia, que claro obviamente es muy buena para un rato pero rápidamente se gasta la batería. Entonces, lo que hicimos, porque teníamos que comprobar en que duna nos encontrábamos y se empezaba a hacer de noche, fue iluminar las pegatinas luminiscentes del coche al máximo que se podía hasta que se apagase la linterna. En ese momento, justo cuanto la linterna se estaba atenuando y hacía poca luz, nosotros nos fuimos y a lo lejos podíamos ver el coche. No perdíamos de vista al coche luminiscente porque, claro, las noches en el desierto son completamente oscuras. Si no existe la luz lunar, lo que son las noches son increíblemente oscuras. Parece que el ojo no tenga un punto de luz al que acostumbrarse y parece que sea la oscuridad total. Y, sí, Fotoluminiscente nos ayudó mucho.

coche luminiscente

Our Reader Score
[Total: 1 Average: 5]

No hay comentarios aún

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *