Fotoluminiscente

Arte luminiscente: Javier Flores

Arte luminiscente, el arte que más brilla.

El mundo del arte es tan diverso y plural como artistas hay en el planeta. Aunque existan diferentes corrientes y épocas siempre ha habido artistas que se han salido de la norma. Nosotros por nuestra parte, no somos artistas, pero eso no quiere decir que no tengamos nada que aportar a ese maravilloso mundo. Un artista no podría trabajar y hacer la obra perfecta sin los materiales adecuados… y ahí es donde entramos nosotros.

Siendo nuestro material tan variado e innovador tenía que ser la fuente de inspiración para algo grande. Obviamente, no nos vamos a llevar todo el mérito. Por eso hoy os queremos presentar a un artista singular tanto por su trabajo como por su obra.

Javier Flores Castillero

Artista visual y gestor de cultura contemporánea, este innovador nace en el año 1969 en el pequeño municipio de Doña Mencía, Córdoba. Su carrera se desarrolla extendiéndose por toda España, teniendo gran influencia en su comunidad natal. Pero como el laborioso artista que es y gracias a su trabajo, lanzó su proyección a través de las fronteras para hacer su obra internacional.  Ha expuesto sus creaciones en ferias tan importantes como ARCO y alojado sus obras en colecciones privadas en lugares como Francia, Estados Unidos, India o Portugal por nombrar algunos de los más importantes.

Sería demasiado extenso relatar todas las obras y exposiciones que este autor ha performado. Como artista interdisciplinar que es, su presencia y su arte ha llegado incluso hasta el mundo cinematográfico. Haciendo presencia en ‘El Domador de Palabras’ y ‘La Ilusión’ de la productora Libre Producciones. Dos cortometrajes con la suerte de contar con este genio de la luz.

Su estilo ha evolucionado tanto como su arte, pero si en algo ha destacado ha sido en brillar más que los demás. ¿Cómo? Con la luminiscencia como aliada. Las performances han sido un must en la vida de este autor. Una de las disciplinas más completas para expresar, sentir y hacer llegar exactamente lo que se quiere transmitir. Con una teórica compleja y una realización directa el arte luminiscente de Javier Flores ha creado una nueva dimensión en la diferenciación del arte.

Obra y contexto

Para ilustrar el tipo de arte que performa nuestro autor, aquí presente, vamos a escoger una de sus obras de 2005. Basándose en una fábula antigua, el artista se inspiró para hacer una saga de performances que tienen como base la reflexión del origen de la imagen. Dando respuestas a las preguntas de cómo es, cómo la percibimos y cuáles son sus diferentes prismas.

No solamente juega con la imagen, sino que juega con el propio significado primero de la imagen y con la representación y distorsión de las mismas.

La historia de la que hablamos la relata el historiador romano Plinio el Viejo, el cual da nombre a la serie de tres performances que de este mismo concepto surgieron. En ella se cuenta una historia de amor. Una historia en la que una joven plasma en una pared el rostro de su amor ayudándose de la proyección de la luz, para recordar siempre el rostro y la presencia de la persona amada que se marcha.

Plinio el Viejo
Representación de la fábula de Plinio el viejo

Esta analogía con la luz y la imagen crea en la mente de Javier Flores una idea de performance, en la que colocar la realidad encarnada en un objeto físico a su elección (pudiendo ser tanto un cuerpo como un objeto) entre una fuente lumínica y una pared fotosensible. Ahí, en ese justo momento, es donde se crea la magia.

 

arte con luz
Fotograma de una de las performances

Se puede disfrutar una obra sin saber cómo se ha hecho, pero comprender los detalles técnicos hace que nos acerquemos más a ella. Tanto a la obra como al artista. Así que empezaremos respondiendo a una pregunta que es el nexo que une la obra que acabamos de nombrar con muchas de sus otras performances: ¿Qué es una pared fotosensible?

Una pared fotosensible es una superficie a la que le afecta la luz. De esta manera si en ese espacio material incide un haz de luz, ya sea ésta blanca o ultravioleta, va a crear una reacción que transformará el color y la visión de esa superficie. Con estas reacciones juega Javier Flores. Creando superficies luminiscentes en tela o en metal pintadas previamente con nuestros productos que brillan al ser excitados en la oscuridad.

Javier Flores, relaciona los colores y sus características de una manera perfecta, expresando a través de la luz y la sombras su pasión por crear materia viva y material único cada vez que performa. Javier Flores entiende que cada plano tiene diferentes características que poder explotar. La gráfica de la performance, la distorsión de los volúmenes, su propio cuerpo convertido en vehículo conductor… son partes de su compleja exposición del mundo que permite tantos enfoques como el artista y los espectadores quieran abarcar.

Esta es la grandiosidad de la luminiscencia. El diseño creado gracias a la luz, las sombras y la oscuridad. Imágenes, palabras y formas que se entrecruzan en esta vivencia rodeada de misterio. Una experiencia sensorial y artística creada para ser vivida.

Aquí os dejamos más fotos que ilustren las maravillas que puede crear la sinergia de Javier Flores con nuestros materiales luminiscentes.

 

Podéis encontrar más obras suyas e información actualizada visitando su web https://javierflorescastillero.es

Our Reader Score
[Total: 0 Average: 0]

2 comentarios

    • Ayuda usuario

      16 octubre, 2018 - 2:03 pm
      Responder

      ¡Gracias a ti por la magia!

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *